Después de un tiempo de descanso activo retomamos los entrenamientos, ha sido un verdadero suplicio estar sin pisar el tatami, sin coger unas pesas, pero tenía que hacerlo. Realmente estaba cansado y es bueno parar y mirar para otro lado.

Intentando no pensar en los entrenamientos, en el tatami, me concentre en un proyecto que llevo tiempo dándole vueltas, pronto os hablare de él. Todos tenemos que pensar en el futuro. El futuro no es solo el próximo stage, la próxima competición, ni tan siquiera Río, todo esto es el futuro inmediato, el futuro va más allá.

Si no piensas en tu porvenir, no lo tendrás.

John Kenneth Galbraith