Final de la Bundesliga.

Realmente ha sido una experiencia bonita. Es otro tipo de liga, lo viven de otra forma, ni mejor, ni peor, pero de otra manera. Realizan de esta liga una gran fiesta, sin perder en ningún momento el sentido de rivalidad dentro de un ambiente totalmente festivo y amable.

El KSV Esslingen equipo con el cual he participado quedo en un segundo puesto. El TSV Grobhadern  fue el equipo adversario en la final, gano con verdadera autoridad.

Personalmente he ganado todos los combates realizados en la Bundesliga, pero no fue suficiente. He cogido cariño a esta liga y espero volver a participar en la siguiente.

Desde aquí mi mejores deseos para todos mis compañeros de KSV Esslingen.