Blog

Adiós 2015.

A punto de terminar este 2015 es el momento de evaluar este año que termina. Miro hacia atrás y creo que ha sido un buen año. Un año que ha transcurrido con grandes proyectos e ilusiones.

En lo deportivo, vamos asumiendo el cambio de categoría, existe una diferencia enorme, poco a poco vamos adaptándonos. Cada vez estamos  más cerca de hacer realidad el proyecto  Garrigós camino a Río, tenemos por delante unos cinco meses para lograrlo y un par de meses más para dar lo mejor de nosotros.

En lo académico, seguimos estudiando,  preparándonos para un futuro que llegara e intentando hacer que nuestra vida profesional, sea siempre una devoción y nunca una obligación.

En lo profesional, he empezado un proyecto llamado Actividad360,S.L. Un proyecto lleno de fuerza, de ilusión, poco a poco va tomando forma y creciendo.

CREAMOS EN NOSOTROS, EN NUESTROS SUEÑOS, HAGAMOS DE LOS SUEÑOS, REALIDADES.

FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO 2016.

Garrigós camino a Río

Mala actuación en la gira asiática.

Mala actuación en la gira asiática.

Ciertamente la actuación en la gira asiática ha sido muy mala. He podido comprobar que el judo que realizo está evolucionando, pese a los malos resultados cosechados últimamente.

Dar tiempo al tiempo y seguir trabajando es lo que se debe de hacer; la progresión que llevamos debe de fluir de forma continua.  Dentro de la línea ascendente de cualquier evolución, existen puntos descendentes que no deben de asustar, puntos donde los conocimientos adquiridos deben de ser procesados por la mente, el cuerpo y seguidamente afianzados en el tatami.

No debo olvidar que tan solo hace un año era junior y empezábamos con el sueño de Garrigos camino a Río, en estos momentos tenemos asegurada la plaza olímpica en un 90%. Llegaremos a Río con 21 años, y siempre que nos cuidemos, sigamos trabajan con ilusión y ganas, tendremos por delante otros dos ciclos Olímpicos.

Llegaremos a Río en la mejor de las condiciones físicas y mentales.

Gracias a todos.

¡¡¡ Juntos lo vamos a conseguir ¡¡¡

 

Otro Shido me apea del Villa de París.

 

Otra vez vuelvo al mismo error, perder por shido deja un mal sabor de boca y más en este gran campeonato Villa de París. Muchos, demasiados combates perdidos por shido, tengo que trabajar esta gran deficiencia. Otro error es no salir concentrado al 100% en el primer combate.

Son errores que me preocupan y ocupan, pero hay tiempo de corregirlos, todo está en nuestras manos. Nos mantenemos en una buena posición en la clasificación, pero debo de subir.

Me encuentro bien en todos los aspectos, no penséis que soy negativo, todo lo contrario, conociendo las deficiencias y errores se pueden poner las correctas soluciones.

Gracias a todos.

Final de la Bundesliga.

Final de la Bundesliga.

Realmente ha sido una experiencia bonita. Es otro tipo de liga, lo viven de otra forma, ni mejor, ni peor, pero de otra manera. Realizan de esta liga una gran fiesta, sin perder en ningún momento el sentido de rivalidad dentro de un ambiente totalmente festivo y amable.

El KSV Esslingen equipo con el cual he participado quedo en un segundo puesto. El TSV Grobhadern  fue el equipo adversario en la final, gano con verdadera autoridad.

Personalmente he ganado todos los combates realizados en la Bundesliga, pero no fue suficiente. He cogido cariño a esta liga y espero volver a participar en la siguiente.

Desde aquí mi mejores deseos para todos mis compañeros de KSV Esslingen.

 

Retomamos los entrenamientos

Después de un tiempo de descanso activo retomamos los entrenamientos, ha sido un verdadero suplicio estar sin pisar el tatami, sin coger unas pesas, pero tenía que hacerlo. Realmente estaba cansado y es bueno parar y mirar para otro lado.

Intentando no pensar en los entrenamientos, en el tatami, me concentre en un proyecto que llevo tiempo dándole vueltas, pronto os hablare de él. Todos tenemos que pensar en el futuro. El futuro no es solo el próximo stage, la próxima competición, ni tan siquiera Río, todo esto es el futuro inmediato, el futuro va más allá.

Si no piensas en tu porvenir, no lo tendrás.

John Kenneth Galbraith